Respuesta a Adán y a otros dirigentes chavistas



Usando la descomunal ventaja de sus poderosos medios de comunicación y el horario estelar, la dirigencia del PSUV designó a Adán Chávez para responder a nuestro llamado de impedir que el presidente Maduro sea el sepulturero de la Constitución de Chávez. Fuimos atacados, intentaremos respuesta.
No guardamos rencor para el compañero Adán ni para los otros dirigentes auténticos. No lo mandamos "al carajo", al contrario, para él la Rosa Blanca de Martí, "ni ortiga ni cardo" cultivamos. Para él y para otros dirigentes chavistas auténticos nuestro respeto y cariño, equivocarse no autoriza al odio.
Abandonemos el campo personal y focalicémonos en el centro del problema. Hemos propuesto, desde sus propios inicios, la rectificación. Les alertábamos que al apartarse de Chávez, de su pensamiento, que al maridarse con el capitalismo se quedaban sin alma, sin estrategia y serían fácil presa del capitalismo. Recuerden nuestra oposición a las alianzas con Cisneros, con Mendoza y a las teorías de la necesidad de la alianza con la burguesía para elevar las fuerzas productivas. No hubo oídos receptivos, al contrario, abundaron los descalificativos y se nos ungió con la sospecha de ser agentes enemigos. Aquella era una discusión teórica, la realidad aún no emitía su veredicto.
Hoy la práctica, la realidad, es nuestro mejor argumento: años han pasado y la situación empeora cada día, ya el gobierno no tiene excusas, dilapidó el legado de Chávez. La mala situación se la imputó a los colombianos, al imperio, a los exiliados en Miami, a los españoles… a todos menos el gobierno aceptar una culpa. Hoy el paisaje para el Chavismo es desastroso, se ha perdido apoyo popular a niveles dramáticos, la economía hace agua por los cuatro costados, la ética social es la del sálvese el que pueda, impera la lógica del capital estimulada por el gobierno. La sociedad hierve y el peligro de fascismo germina en la incapacidad de las dirigencias. Los líderes chavistas se esmeran más en inventar excusas que en enfrentar la realidad, se consumen en una falsa lealtad mientras el capitalismo avanza en las mismas entrañas del gobierno.
Nosotros sostenemos que el gobierno traicionó el legado de Chávez, que no aplicó el Plan de la Patria, que, al contrario, lo falsificó. Y que ahora arremete contra la Constitución del 99 como uno de los últimos vestigios del legado del Comandante. He allí el germen de la situación que vivimos; de la debilidad frente a la arremetida de la derecha externa, de la amenaza del antiguo "camarada Trump" ahora monstruo imperial.
La dirigencia chavista arguye que eso no es verdad, que esto es el Plan de la Patria, que esto es Socialismo, que todo va según lo dictó el Comandante. Nosotros sostenemos que esa postura es, paradójicamente, antichavista, porque si esto es Chavismo, si este desastre es Socialismo, entonces Chávez y el Socialismo fracasaron, y lo que es peor: si esto es Socialismo, si lo que pasa en la Faja del Orinoco es Socialismo, si el desastre del Arco Minero es Chavismo, si la ética del cazador y la presa que hoy impera es Socialismo, entonces la humanidad no tiene futuro, no hay escapatoria del capitalismo.
Ahora, sería una buena oportunidad para ir a un debate sobre estos asuntos. Desechemos las acusaciones "ad hominem", apartemos la intención del desprestigio por pertenecer a bandos intermedios. El Arado y el Mar no pertenece a ningún grupo, creemos que sólo hay dos posturas: la capitalista, compartida por el gobierno -convicto y confeso-, por la derecha externa y por las fracciones intermedias. La otra postura es el Socialismo, el Chavismo auténtico, allí nos situamos.
Podríamos empezar el debate discutiendo si el Plan de la Patria fue falsificado, si se aplica; después podríamos pasar a otros puntos, quizá la pertinencia de la Constituyente, quizá discutir el cumplimiento del mandato de Chávez de cuidarse del reformismo; quizá el apresto moral frente al peligro de una invasión. Mejor sería por escrito, ojalá esta oportunidad sirva para iniciarlo, nosotros estamos dispuestos.


https://www.aporrea.org/actualidad/a247426.html

Comentarios

Conoce a VENEZUELA