Observador de coyuntura 12: Los propietarios, la conciencia y la neolengua del Poder


Los recientes acontecimientos políticos, indivisibles de todo análisis en torno a la realidad económica que atraviesa la nación, vaticinan poco más que la agudización de los padecimientos crónicos que al presente experimenta la gran mayoría de los venezolanos. De pronto pareciera que aquellos constructos lingüísticos surrealistas que a través de la historia han favorecido a las más crueles tiranías quedan legitimados y reconocidos ante la opinión pública en detrimento de centenares de hombres y mujeres, emprendedores, comerciantes, empresarios, trabajadores de la ciudad o el campo, en fin, propietarios, que han perdido mucho de sus esfuerzos y esperanzas con la “expropiación” –en realidad expolio o saqueo- directa o indirecta de su patrimonio en los últimos años, sin mencionar a todos aquellos hoy perseguidos y sancionados por la maquinaria regulatoria estatal –a través de multas, comisos, cierres forzosos, etc.- inexpugnablemente decidida a controlar precios, bienes y, con ello, decisiones y vidas humanas.
Nada de lo que afirmó David Hume en su Tratado sobre la Naturaleza Humana, en cuyas páginas examina sobre “la estabilidad en la propiedad de las cosas, de su transferencia por consentimiento y el cumplimiento de las promesas y compromisos establecidos” parece residir hoy en las ideas y argumentos de nuestras élites políticas, ignorando con ello la conciencia ciudadana sobre los delitos anteriormente descritos y condenando a la opresión y al abandono a tantas víctimas que hoy exigen reparaciones a su derecho humano fundamental: el derecho de propiedad.
Validar aquella narrativa –guerra-boicot-sabotaje económico, por ejemplo- amalgamada sobre la propaganda, la manipulación de la realidad, el auspicio de emociones basadas en el resentimiento, la creación de un enemigo interno-externo virtual y el ultraje institucional no sólo conduce a la postración mental y espiritual ante la despotismo, sino también a la entrega definitiva de aquellas personas que han asumido, desde distintas esferas de la sociedad civil, grandes riesgos con voluntad y confianza en un porvenir distinto para el país, algunos apostando su integridad y otros resistiendo toda clase penurias diarias impuestas por la ignominia socialista, cuya neolengua del Poder pretende doblegar los principios éticos de miles de venezolanos por medio de inscripciones como aquella encontrada en el dintel de una puerta de La Divina Comedia del célebre Dante Aligheri: “Oh vosotros los que entráis, abandonad toda esperanza”. Sin embargo, no olvidemos la respuesta de aquel maestro ante tales palabras: “Conviene abandonar aquí todo temor, conviene que aquí termine toda cobardía. Hemos llegado al lugar donde te he dicho que verías a la dolorida gente, que ha perdido el bien de la inteligencia”; frase que evoca en gran medida, y en medio de nuestra funesta situación a la mejor representación de virtud: los cientos de propietarios que hoy continúan pugnando sin desfallecer en Venezuela.
            
Las 5 noticias clave:
Nicolas-Maduro-Monagas

1) Maduro prorroga por 60 días más Estado de Emergencia Económica

El Ejecutivo Nacional, por quinta ocasión en el presente año 2016, decreta la extensión del llamado “Estado de Emergencia Económica”, publicado inicialmente el pasado 15 de enero en Gaceta Oficial Extraordinaria n° 6.214 y entre cuyos ejes centrales, recordemos, se encontraba el  “adoptar y asumir las medidas urgentes y de carácter extraordinario que garanticen al pueblo venezolano la sostenibilidad de la economía, hasta restablecer satisfactoriamente tal anormalidad e impedir la extensión de sus efectos” para presuntamente contrarrestar los efectos de la crisis económica y social, escenario por cierto que hoy ha empeorado exponencialmente luego de 11 meses de entrada en vigencia la medida gubernamental. En tal sentido, el Presidente de la República indicó que “Procede constitucionalmente a prorrogar el Estado de Excepción y Emergencia Económica en todo el territorio nacional para seguir gobernando la guerra económica, para seguir gobernando la crisis, para seguir atendiendo y apoyando los CLAP, a las empresas públicas y privadas, para seguir impulsando la inversión, para que nada ni nadie pueda pararnos”, palabras que revelan la implementación de la perversa neolengua constituida por fábulas al mejor estilo orwelliano dirigidas a dividir, glorificar, engañar y confundir –la inflación inducida, la especulación, el valor ficticio de la moneda, el sabotaje de los sistemas de distribución y la guerra de los precios petroleros- o recopiladas en la destacada investigación de Victor Klemperer titulada La Lengua del Tercer Reich, en tanto que desconoce nuevamente las facultades de la Asamblea Nacional y con ella la expresión popular. Tal decreto sólo significa un recrudecimiento de la escasez, el desabastecimiento, la inflación, la corrupción y el control social en el futuro próximo como verdadero propósito del Gobierno nacional, lejos del Estado de Derecho, la libertad económica y el respeto a la propiedad privada.
Resultado de imagen para personas comiendo basura venezuela

2) “El 15% de la población está comiendo de desechos”

Como un economista y un ciudadano preocupado, he estado buscando la verdad. No solo hay lecciones históricas y económicas importantes que deberíamos aprender de este episodio, la continua censura del pasado que impone el gobierno chino ayuda a perpetuar el autoritario sistema político que impera en el país” explicó Mao Yushi en el año 2014, en relación a su investigación sobre el número de víctimas de la Gran Hambruna China y sus causas políticas, consecuencia directa del ascenso al Poder de Mao Zedong y su Revolución Cultural en 1949 que supuso, a partir del denominado Gran Salto Hacia Adelante, la aniquilación de millones de chinos en los campos como resultado de la “modernización agrícola” y la confiscación de tierras y alimentos. En concordancia con este trágico episodio de la historia humana se circunscriben las declaraciones del diputado a la Asamblea Nacional Juan Pablo Guanipa, señalando que alrededor de un 15% de venezolanos en pobreza extrema recurren a la búsqueda de desperdicios para subsistir, haciendo hincapié en la población infantil hoy azotada por niveles de malnutrición intolerables en un país sin conflictos bélicos declarados y bajo un cuadro de desnutrición aguda general en este sector de la población, como sostienen los estudios de la Fundación Bengoa y la nutricionista Susana Raffalli. Esto no es más que la reiteración de los efectos del socialismo primitivo basado en la violencia y negación al acceso de bienes y servicios esenciales para la satisfacción de las necesidades humanas -desde inseguridad alimentaria hasta la inflación resultante en la pérdida del poder de compra del salario, pasando por el monopolio de las importaciones, el control de cambio y las distorsiones de precios-, persiguiendo la consolidación del Estado como único proveedor de alimentos en detrimento de la propiedad privada y la autonomía que de ella se desprende.  

Las industriales desean un país con libertades económicas, seguridad jurídica y reglas claras para poder atraer inversiones extranjeras

3) Favenpa: “estamos frente a la desaparición de la industria automotriz”

El presidente de la Cámara de Fabricantes Venezolanos de Productos Automotores (FAVENPA) José Luis Hernández explicó que la manufactura, ensamblaje y exportación de vehículos ha caído en más del 90% desde el año 2012, de acuerdo a estimaciones de esta organización producto de las políticas económicas impulsadas por el Gobierno nacional, dejando por momentos en el olvido aquel tiempo cuando en décadas anteriores la nación ocupaba un lugar de vanguardia tanto en el abastecimiento del mercado local como en el internacional. Esta merma en la producción, en palabras del dirigente gremial, se encuentra íntimamente vinculada a la ausencia de materia prima (acero, aluminio) y el deterioro de Sidor, estatizada desde el año 2008. Asimismo, durante el foro sobre perspectivas económicas para el curso 2017, otros sectores como la Cámara Venezolana de Alimentos (Cavidea), La Cámara de la Industria Farmacéutica y la Asociación de Químicos presentaron sus balances, coincidiendo todos en una caída de las cifras productivas en sus respectivos rubros, no obstante de concluir, por medio del presidente de Conindustria Juan Pablo Olalquiaga, en que dicho escenario de desindustrialización y ausencia de inversión puede revertirse gradualmente mediante la asunción de compromisos serios en materias como la corrección de las cuentas del Estado, la definición de un marco legal que potencie la manufactura, el desmontaje de los controles de precios y de cambio y la eliminación de las guías de movilización.             

4) Venezuela no tiene turismo 

Las condiciones críticas de seguridad jurídica y ciudadana, respeto a la propiedad privada, infraestructura, bienes y servicios e inestabilidad política –es decir, la inexistencia de instituciones y reglas de juego claras- han afectado de manera determinante un sector relevante aunque muchas veces subestimado debido a la preponderancia del petróleo: nos referimos al turismo, un área en gran medida aún inexplorada en atención a la diversidad geográfica y potencialidad de recursos que posee el país. Un vistazo al Índice de Competitividad Turística elaborado por el Foro Económico Mundial permite comprobar esta realidad (para el 2015, Venezuela se ubicó en la posición 110 de 141 naciones evaluadas, reprobando en aspectos como apertura internacional, infraestructura e inversión sobre el medio ambiente), lastimosamente agravada en los últimos años durante el socialismo del siglo XXI. La adhesión a políticas improvisadas e inmediatistas para atacar consecuencias y no causas o basadas en el intervencionismo económico han ocasionado el alejamiento de extranjeros, turistas e inversionistas, que hoy prefieren apostar por economías estables y en buena medida prósperas de Latinoamérica como las de Colombia o Perú. En declaraciones del presidente del turismo del gobierno de Miranda, Bernhard Weissenbach, en tanto la Administración Pública no ofrezca las condiciones básicas para la vida digna, cualquier anuncio sobre el rescate del turismo serán palabras vacías: “la legislación actual es punitiva, centralizada y no promueve que nuevos emprendimientos surjan”. Según sus datos, existen unas 12 mil empresas dedicadas a la actividad turística, con unas 250 mil personas que trabajan directamente en el sector, al tiempo que subrayó la delicada situación de las aerolíneas internacionales que se han marchado del país como resultado del control cambiario y las elefantiásicas deudas que aún suscriben con el Gobierno. Recientemente, países como España, Canadá, Alemania y EEUU instaron a sus ciudadanos a no visitar el territorio nacional debido al aumento de la criminalidad y las precarias condiciones de vida. Revertir este estado de cosas es tarea de todos, e insertarnos finalmente al verdadero siglo XXI de desarrollo y libertad.
Alertan que sector agrícola podría declarar su quiebra

5) Alertan que sector agrícola podría declarar su quiebra

La arbitraria Ley de Tierras y Desarrollo Agrario, junto al Decreto-Ley de Precios Justos continúan causando estragos en los campos venezolanos y sus trabajadores. Así lo denunció Celso Fantinel, vicepresidente de la Confederación de Asociaciones de Productores Agropecuarios (Fedeagro) en una reciente entrevista. Manifestó que, de no ajustarse los precios de alimentos como el maíz blanco, no podrá seguir el cultivo y posterior comercialización del mismo para el año 2017. No obstante, los frecuentes “ajustes de precios” decretados por una oficina gubernamental que desconoce el proceso productivo no es la solución real a largo plazo ni tampoco su rol –que, en líneas generales, es la administración de justicia y seguridad-, sino el levantamiento de toda regulación que entorpezca el imprescindible cálculo económico y el sistema de formación de los precios como elementos centrales del funcionamiento de la economía de mercado, aquel sistema donde los productores puedan ser responsables de decidir cuándo, dónde y cómo producir y el consumidor capaz de elegir qué, cuál y cuanto adquirir.      
———————————–
Elaborado por: Carlos Herrera – investigador Observatorio de Derechos de Propiedad
Para más información: carloshcedice@gmail.com
Observador de coyuntura #TuPropiedad

Comentarios

Conoce a VENEZUELA