Ya puede ver la #Portada de la #Edición 1026 con los principales #Titulares.



Los CLAP y el fracaso de la política agroalimentaria

Los CLAP y el fracaso de la política agroalimentaria

El presidente de la República, Nicolás Maduro, refuerza el poder de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), pero el déficit de productos básicos seguirá presente


Víctor Salmerón
@vsalmeron


En medio de una fuerte escasez de alimentos básicos que obliga a la población a realizar colas kilométricas a las puertas de los supermercados y abastos, el gobierno refuerza el poder de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), que básicamente son una red que distribuirá alimentos a precios regulados a las familias de menos recursos.

El pasado 4 de octubre el presidente de la República, Nicolás Maduro, aprobó un decreto “a través del cual el Estado se reserva el derecho de adquirir hasta 50% de los rubros producidos por la agroindustria nacional, pública y privada, para distribuirlos de manera directa en los CLAP”.

El problema es que la medida no ataca la raíz del problema, que es la caída en la producción de alimentos y se limita a cambiar la distribución, por lo tanto, el desajuste seguirá intacto.

En los primeros ocho meses de este año, las cifras preliminares de Cavidea, organismo que agrupa a las empresas privadas que elaboran alimentos procesados, indican que, en promedio, la producción de las empresas afiliadas cayó 20% respecto al mismo lapso de 2015. Al analizar rubros específicos, destaca que la fabricación de avena decreció 75,9%, atún 56%, salsa de tomate 41%, margarina 43%, leche en polvo 34,8%, mayonesa 34%, aceites 10,6%, harina de trigo 16%, arroz 18% y harina de maíz 11%.

La producción cae en un entorno donde el gobierno ha recortado drásticamente la asignación de divisas al sector privado, por lo que las empresas no tienen cómo importar la materia prima y los insumos que necesitan para producir. A esto se añaden precios controlados que no permiten cubrir los costos de producción, el impacto del racionamiento eléctrico y el ausentismo laboral.


El Estado

Los CLAP tampoco ofrecen una solución al descenso de la producción en las empresas públicas, que tras las continuas expropiaciones al sector privado, tienen un peso relevante en el sector de alimentos.

El 26 de junio de 2015 el entonces ministro de alimentación, Carlos Osorio, publicó en la Gaceta Oficial N° 40.690 una resolución en la que agrupó en 14 conglomerados a la larga lista de empresas que se desenvuelven en el sector de alimentos y donde el Estado tiene algún tipo de control.

Los conglomerados dejan en claro que la mano visible del Estado ha creado un gigantesco consorcio que hoy debería estar abarrotando los abastos y supermercados con una gran variedad de productos. No obstante, el resultado es una creciente escasez que obliga a los venezolanos a realizar largas colas a las puertas de los comercios.

El conglomerado de aceites y grasas cuenta con 9 empresas, el de arroz con 17, el cárnico con 29, el avícola con 8, el de pesca con 38, el de lácteos y frutas con 45, el de harina de maíz con 15 y el de alimentos balanceados para animales con 6. Además, en el área de silos existen 43 empresas, en el de transporte 6, en acopio y frío 36 y en empaquetadoras y empaques 16. Redes de distribución formadas por Pdval, Mercal, Bases de Misiones, una comercializadora y Fundaproal. Finalmente, existen 10 compañías en el conglomerado mixto.

En total se trata de 283 empresas en el sector de alimentos que hasta ahora no han cumplido con el objetivo de impulsar la “producción del sistema socialista” y convertir al Estado en un eficiente proveedor de alimentos.

Las causas por las que el gobierno ha fracasado como empresario son conocidas: las empresas públicas no pueden mantenerse sanas cuando la lealtad política es la principal condición al momento de seleccionar a los gerentes, una total opacidad que permite que no se conozca la condición financiera de las compañías, crecimiento desproporcionado del número de trabajadores y precios controlados que no reportan rentabilidad.

Otro elemento a tomar en cuenta es lo que analistas denominan restricción presupuestaria débil. Es decir, como el Estado cubre las pérdidas por el ingreso que obtiene a través del cobro de impuestos y la renta petrolera, hay pocos incentivos para reducir costos, colocar precios que permitan rentabilidad y no aumentar velozmente el número de trabajadores.

De acuerdo con las cifras oficiales del despacho de Alimentación en 2015, (últimos datos disponibles) Industrias Diana, Lácteos Los Andes, Mercal (Unidades Productivas y Carnes Venezuela) y Venalcasa produjeron 418 mil 293 toneladas de alimentos, cifra que representa un declive de 14% respecto a 2014 y de 23% respecto a 2013.


Política fallida

Los trabajos del economista Alejandro Gutiérrez, quien ha convertido al tema alimentario en el centro de sus investigaciones, revelan que durante años el gobierno ha fracasado en el intento por estimular la producción.

Su trabajo de incorporación a la Academia, titulado El sistema alimentario venezolano: evolución reciente y bases para el diseño de una nueva estrategia, es elocuente. Alejandro Gutiérrez tomó las cifras del Ministerio de Agricultura y Tierras, que registran el valor bruto de la producción agrícola vegetal, animal y pesquera a precios de 1997 y lo dividió por la población de cada año para expresarlo en términos per cápita. El resultado es una tasa media de crecimiento anual de -1,5% y el hecho relevante de que en 2014 la producción era 78% de lo que fue en 1998.

Por períodos destaca que en 1998-2003 hubo una caída de 0,8%, durante 2003-2008 un crecimiento de 1,6% y en 2008-2014 un declive de 4,7%.

En su discurso de incorporación a la Academia, Alejandro Gutiérrez precisó: “Los resultados negativos del período 2008-2014 pudieron ser peores, pues se basan en estadísticas oficiales, generalmente sobreestimadas con respecto a las que reportan los gremios agrícolas, lo que obliga a tomar con reserva las estadísticas oficiales de producción y los reportes de los balances alimentarios publicados por el INN y la FAO”.

Al evaluar las causas del fracaso, señaló: “Los pésimos resultados obtenidos en materia de producción agrícola se explican por la baja rentabilidad que originan los controles de precios y su congelamiento por largos períodos, la escasez de insumos (fracaso de Agropatria), las menores inversiones debido a la incertidumbre, la inseguridad jurídica, personal, el poco respeto por los derechos de propiedad privada y el cambio climático en algunos años. Con controles de precios y un tipo de cambio apreciado en términos reales, el gobierno prefiere importar alimentos abaratados artificialmente antes que fijar precios rentables para los bienes producidos en el país”.

Destacada

Memorias de un cardenal o las confesiones de un obispo

Memorias de un cardenal o las confesiones de un obispo

Baltasar es un nombre de Rey Mago. 

Pero Baltasar Porras es ahora cardenal y no vino de Oriente. 

Viene de Mérida.

Su personalidad, para unos, es afable y valiente.

Nunca temió enfrentarse a quienes, para él, se apartaban de la doctrina anticatólica, del autoritarismo y la exclusión.

Discrepó de algunos gobiernos pre-revolucionarios y lo hizo con más fuerza con el de la Quinta.

Chávez intentó culparlo de una actuación nada discreta en los sucesos del 11 de abril y atribuyeron a esa conseja su traslado a Mérida y su atraso al Vaticano en la designación púrpura.

Lo cierto es que él se encontró con Chávez en Fuerte Tiuna, en un episodio que antes se contó en Quinto Día.

Sus memorias las escribió, seguramente, para dejar para la historia aquella fecha en que Chávez -no está claro si por estrategia o convencido de su caída- fue a entregarse ante los golpistas.

En esta columna publico también, para la historia del periodismo, las confesiones del Obispo.

Este el texto de la primera entrega.


Luis J. Hernández
(Especial para Quinto Día)


1.Un clima convulsionado y un ataque permanente a la Iglesia.

Una de las características del actual régimen venezolano es la aceleración de la confrontación. El conflicto hay que crearlo, provocarlo, azuzarlo permanentemente. De esta manera, la gente no tiene tiempo de pensar, sino sólo de reaccionar emocionalmente ante cada nuevo escenario. Así, pues, la brecha crece y se favorece la polarización. Tesis, antítesis y síntesis: versión de la dialéctica, según el manual marxista más elemental. Acompañada de una buena táctica, se avanza cuando no hay resistencia y se retrocede, no para ceder, sino para esperar mejores tiempos en los que se pueda dar un nuevo impulso al proyecto revolucionario.

El año 2002 fue particularmente convulsionado. Los ánimos se encontraban crispados. En mis palabras de inauguración de la LXXVII Asamblea Ordinaria del Episcopado (7-1-02), afirmé: Nos preocupa que haya mayor interés en encender hogueras de odio y de descalificación que en descubrir lo que nos une. Hay mayor empeño en destruir, que en construir. Se sacrifican los valores sagrados de la fe por el poder; en lugar de disminuir la pobreza de la mayoría, aumenta la corrupción de quienes tienen acceso al dinero fácil. La moral del interés está por encima del bien común. La violencia y la criminalidad aumentan en una sociedad que dice adorar al Dios de la vida.

En concreto, debemos preguntarnos hoy sinceramente, ¿por qué, a tres años de una ilusión esperanzada y compartida por la mayoría de los venezolanos, se desdibuja ese panorama y campean la corrupción, la inautenticidad y el oportunismo? No podemos eludir plantearnos en toda su crudeza esta situación.

La Exhortación Pastoral Colectiva de esa misma Asamblea (11-1-02) se tituló: El diálogo: camino hacia la paz. Allí se dice: se está haciendo cada vez más difícil el sentarse a la mesa del diálogo. La intransigencia, la descalificación, el insulto y la amenaza lo hacen imposible. Da la impresión de que hubiera un gran miedo a dialogar porque no hay disposición a escuchar al otro, atender sus razones, presentar las propias y buscar juntos lo que sería más conveniente para todos… animados por la certeza de la vocación que el pueblo de Venezuela tiene a ser un pueblo unido en la convivencia, sentimos la urgencia de convocar a todos a trabajar de manera comprometida en la construcción de la paz.

La prensa le dio amplia cobertura al documento episcopal. En esta asamblea se hizo presente el viceministro del Interior, doctor Valery, a quien se le expusieron las preocupaciones del episcopado. Él nos dijo que trasmitiría dichos planteamientos a sus superiores. Si los hizo, no tuvimos noticia de sus gestiones. Es bueno hacer notar que el Ministro de Justicia o Interior ha sido invitado permanente a compartir algún momento en las Asambleas Ordinarias (enero y julio) de los obispos. La invitación siempre ha sido personal e intransferible. Durante el presente gobierno, esta tradición se rompió. Rara vez viene el Ministro; alguna vez aparece un subalterno, o simplemente no llega nadie.

El 23 de enero -44° aniversario de la caída de Pérez Jiménez- se trasmitió en cadena nacional una polémica misa desde la iglesia de los padres franciscanos en el 23 de Enero, a la que asistieron altos representantes del gobierno. La homilía respondió a un lema de la revolución. En respuesta, el cardenal Velasco emitió un enérgico comunicado reclamando ese tipo de manipulación.

El 24 de enero tuvo lugar el saludo de año nuevo del Cuerpo Diplomático. El señor nuncio, monseñor André Dupuy, en su calidad de decano, dirigió las palabras de salutación al Primer Magistrado. Entre otras cosas, dijo: Nosotros estamos bien conscientes de que la tarea a la que Vuestra Excelencia y los responsables de la vida política, social y económica de Venezuela están confrontados, es difícil, y lleva consigo grandes obstáculos. Se trata, en esencia, de poner los fundamentos de una sociedad más justa, una sociedad donde los sacrificios sean compartidos por todos y no solamente por los más desfavorecidos. El siguiente párrafo fue el que desató las iras: La justicia exige  mucha sabiduría, tenacidad y también el deseo de hacer prevalecer la fuerza de la razón sobre  las razones  de la fuerza  … Aunque podría dar la impresión de que estoy predicando verdades a quien ya las  sabe -pues todos conocemos su interés y su determinación de luchar contra la pobreza-, me he tomado la libertad de decirle estas palabras por una razón muy sencilla: sería una verdadera lástima si una radicalización o una politización excesiva del actual proceso de cambio pusiera en segundo plano lo que (alguien) definió … como “los objetivos humanitarios de la revolución bolivariana”.

La respuesta presidencial fue desmedida y ofensiva contra el nuncio, los embajadores presentes y la Iglesia en general, ya que lesionó el sentimiento cristiano de la mayoría de los venezolanos. Entre otras cosas, el señor Presidente afirmó sentirse sorprendido de lo que estaba oyendo en ese momento. Monseñor Dupuy nos confió que tal como se estila en estos casos, el discurso se había enviado a la Cancillería con cuarenta y ocho horas de anticipación, para que el gobierno hiciera observaciones o expresase disconformidad, si así lo consideraba pertinente. El Presidente prefirió fingir no tener conocimiento del discurso del Decano para arremeter en la forma que lo hizo.

Tal y como lo reflejan los periódicos de aquellos días, la Conferencia Episcopal Venezolana recibió apoyo tanto de la Presidencia del Celam como de diversos episcopados latinoamericanos y de las Organizaciones Episcopales Continentales de África, Madagascar y Asia. De esto queda constancia en la revista Iglesia Venezuela, órgano oficial del episcopado.

Como aderezo a la situación, en esos días se habló de una nueva ley de cultos. Su inconveniencia y extemporaneidad, unida al desconocimiento del texto, fue objeto de declaraciones por parte de varios obispos. Todo ello está reflejado en·la prensa de aquellos días. Vale recordar que desde el inicio del actual régimen, ha habido intentos y varios borradores de una supuesta ley de cultos. En todos los anteproyectos conocidos, queda claro que se busca el control administrativo o la penalización de las diversas denominaciones religiosas, en particular de la Iglesia Católica. Los ciudadanos nacionales o extranjeros que ejercen funciones de culto (sacerdotes, pastores o afines) pasarían a ser de segunda categoría, pues sus derechos fundamentales quedarían restringidos o cercenados por el simple hecho de ser ministros de culto. Dado el peso de la religión en América Latina, ciertos gobiernos, en todos los tiempos, han procurado un status particular a los ministros de culto, para controlar y/o restringir su campo de acción; y, en otros casos, concederle privilegios cuando se trataba de “religión oficial del Estado”.

2.- La agenda de la presidencia de la CEV

En este clima enrarecido, la actitud de confrontación y descalificación por parte del gobierno no se limitó a la Iglesia Católica. Todos los sectores que expresaron alguna opinión divergente, fueron tildados deopositores. Es importante hacer notar esto, porque se amolda al esquema autoritario, particularmente de tipo marxista. No existen sino leales u opositores, revolucionarios u oligarcas. Es un sencillo pero efectivo esquema para favorecer la imagen de división y polarización de la sociedad venezolana, y para explotar los sentimientos más que la racionalidad. No hay cabida sino para el lenguaje político antagónico de patriotas y/o traidores a la patria.

Las reuniones de la presidencia de la CEV,-conformada por mi persona como presidente, el cardenal Ignacio Velasco, primer vicepresidente, monseñor. Ubaldo Santana, segundo vicepresidente y monseñor José Luis Azuaje, secretario general, se multiplicaron. Aunque todos, menos el señor Cardenal, vivíamos en el interior, nos vimos en la necesidad de viajar a la capital con más frecuencia. Numerosos grupos de políticos, gremios y representantes de sectores -tales como el educativo, universitario, empresarial, gremial y no pocos miembros afines al gobierno- solicitaban ser recibidos por la presidencia del episcopado, para exponer sus planteamientos. Algunos se cuidaban de que los medios de comunicación no se presentaran, otros, preferían la publicidad.

Todos ellos fueron recibidos en la sede de la Conferencia Episcopal en Montalbán o en alguna casa religiosa de la capital, cuando solicitaban privacidad, para que los medios y sobre todo, el seguimiento permanente al que ha estado sometida la sede de la Conferencia, no los detectase. Para esa época, teníamos presencia de efectivos de la Guardia Nacional en nuestra sede. Según informaciones confiables, en algún apartamento de los edificios de la urbanización Juan Pablo II, existían o existen instalaciones de cámaras y micrófonos. Nunca fuimos invitados -ni lo hubiéramos aceptado- a estar presentes en reuniones de índole o finalidad conspirativa, tal como lo han repetido hasta la saciedad algunos voceros y medios oficiales.

En medio de los acontecimientos narrados, la presidencia se reunió cuatro veces durante el mes de enero. Dos durante la asamblea y dos veces más en la segunda quincena del mes. Del 3 al 15 de febrero estuve en Madrid. Mi antiguo rector salmantino, el padre Gaspar Vicente Sánchez, cumplía 80 años de edad. Con una misa y un ágape compartimos aquel feliz momento en unión de sus familiares y antiguos feligreses de la Parroquia Santiago el Mayor. Me reuní con instancias eclesiales españolas, con los corresponsales que cubren la fuente eclesial, con el embajador de Venezuela en España, general Rubén Salazar; y asistí a la entrega de los Premios de Periodismo Rey de España, ya que Venezuela recibió el preciado galardón en la persona de la periodista Patricia Poleo. Varias instituciones españolas, públicas y privadas, solicitaron entrevistarse conmigo para conocer, de viva voz, la opinión de la Iglesia ante la situación de nuestro país.

En la segunda quincena de febrero de cada año, suele reunirse la Presidencia del Celam con los episcopados del norte -EEUU y Canadá-, Es costumbre invitar a uno o dos presidentes de conferencias episcopales, cuyos países vivan alguna situación particular digna de ser conocida por los episcopados del continente. Venezuela fue invitada.  La reunión tuvo lugar en San Salvador de Bahía, Brasil, del 18 al 20 del mismo mes. Hubo, como es habitual, un espacio para informar a las presidencias de los episcopados sobre el país.

El 2 de marzo comprometió a la presidencia de la CEV en la toma de posesión del nuevo arzobispo de Calabozo, monseñor. Antonio López Castillo. El 5 de marzo, pasamos a Caracas para una nueva reunión de la Presidencia. El 14 y 15, volvimos a reunirnos ante numerosas solicitudes de conversar con nosotros y la conveniencia de informar a los obispos y evaluar permanentemente el desempeño de nuestro papel.

Estos compromisos no impidieron la atención a los deberes pastorales en Mérida. Desde enero tuve la dicha de contar con nuevo obispo auxiliar en la persona de monseñor Luis Alfonso Márquez Molina, quien asumió desde los primeros días parte de la agenda que yo tenía comprometida. Varias visitas pastorales y fiestas patronales contaron con mi presencia. Llegamos así a la Semana Santa, siempre cargadas de actos litúrgicos y populares. Corría la última semana del mes de marzo. Como es habitual, presidí las ceremonias en la catedral. Participé, además, en el vía crucis de la montaña que se realiza todos los Lunes Santo; y el Miércoles Santo por la mañana viajé a Caracas – regresando a Mérida el mismo día- para presidir una de las misas del Nazareno de San Pablo en la basílica de Santa Teresa, mi parroquia caraqueña, de la que salí para entrar al Seminario Interdiocesano.

El Viernes Santo, 29 de marzo, en compañía de la hermana Teresita Medina, emprendí viaje a Buenos Aires para cumplir un encargo del Celam: participar en el congreso sobre la vida del cardenal Eduardo Pironio, antiguo presidente del Consejo, quien murió en olor de santidad. Me correspondió el honor de una ponencia sobre su actuación en el organismo continental episcopal. El encuentro tuvo lugar en la capital argentina durante la primera semana del mes de abril. Tenía la intención de permanecer unos días más visitando las casas de las Hermanas de la Presentación de Granada, tanto en Buenos Aires y la ciudad de Nueve de Julio, como en las dos casas de Montevideo y Varela en Uruguay. Pero desde la Conferencia Episcopal Venezolana se me recomendó que regresara, pues el ambiente estaba muy cargado y se anunciaba una gran marcha para el día 11 de abril, en Caracas. El lunes 8, celebré la eucaristía en el santuario de Nuestra Señora de Luján, patrona de Argentina, lugar donde reposan los restos del Cardenal Pironio. Por la noche, emprendimos viaje de regreso a Venezuela, a donde llegamos al amanecer del martes 9 del mismo mes.

.

Destacada


EXCLUSIVAS

EXCLUSIVAS

POLÍTICA. Ya es decisión de Estado. No permitir Revocatorio y si la oposición marcha, se enfrentarán a marchas paralelas del PSUV y a los perdigones de la Guardia. Como dije la semana pasada. Otra decisión no anunciada son las elecciones de gobernadores. El CNE las tiene en carpeta para julio del 2017. Desde los radicales del régimen que parecen dominar la escena. Tampoco habrá Revocatorio en todo el período. Y a los grupos en pugna les dijeron: no se vistan, que no van. Maduro será el candidato para el 2018. Chuo les tiene este verso. “No cantes mucha Victoria. Aunque en el estribo estés. Porque muchos de a caballo han tenido que irse a pie”. En realidad el autor de esta inspiración no es Chuo. Es de la sabiduría de mi adorada doña Eleodora, que siempre se anticipaba a los hechos sin ser analista política. Hoy descansa en paz y seguro, en la Gloria. Aun así, el PSUV o su cúpula, ya tiene su programa. No Revocatorio. Elecciones de gobernadores, promoción del partido único, tipo China o Cuba, distribuir o expropiar bienes y no el dinero efectivo o banca y arreciar medidas contra la Asamblea, que para ellos no está en el proyecto. En lo interno, la gente de Maduro advierte que ya este se consolidó y aseguran que será el líder del proceso en el gobierno, sin gente que le perturbe. O sea, dominar afuera para ir a lo que, según los estrategas del régimen, sean piedras en el camino. Un amigo de Ramírez jura que este será el próximo líder. Ellos dicen contar con la familia del difunto. Lo presentarán como el legado alternativo. CRÉALO SI QUIERE. En la comisaría del Oeste -y esto me jura un lector-, removieron más de una docena de funcionarios inspectores y el jefe de esa delegación fue sustituido de su cargo después de lo ocurrido en el 23 de Enero, en una OLP contra la delincuencia. Una pregunta: ¿esa operación depende o no del ministro del Interior, quien debe autorizarla? La carta me llega con nombres y cargos transferidos. BUENA NOTICIA. Me alegró mucho saber de la total recuperación de la periodista Anna Vaccarella, y esa alegría se contagia cada tarde en la voz de su esposo, tan excelente comunicador como ella. HONRAR HONRA. La demanda contraGlobovisión, Gorrín y Patricia Poleo, además de su padre Rafael, por el ex director de la DIM, debe tener muy honrados a los directivos de los medios acusados. Seguramente le han enviado un mensaje de gratitud al señor pollo y si no lo han hecho, es para es para gritar. De malagradecidos está lleno el mundo.REQUISAS. No sé si el mayor general Benavides Torres sabe de los excesos de su Guardia en algunos aeropuertos públicos y privados. Por ejemplo, en el caso de las mujeres registran hasta los monederos y no encuentro explicación. Las drogas o contrabando viajan en maletas como esas que decomisaron en Santo Domingo, con más de cien kilos de cocaína transportados por un teniente. EN ISNOTÚ. Ni agua y mucha basura.  DÓLARES. La carta es de Ernesto Ruiz y la escribe desde Tampa, Florida: “Sr. Almenar. Lo leo cada semana y extrañé mucho su columna durante sus vacaciones. Periodistas como usted no deben tomar vacaciones. Sus lectores somos de cada semana y yo leo en Quinto Día Online para ver lo que usted dice. En una de sus columnas, habló de venezolanos a quienes congelaron cuentas. Déjeme decirle que sólo en el banco donde yo trabajo vetaron 35 cuentas por un total de 59 millones de dólares. Los cuentahabientes habían dejado el gobierno y la política para instalarse en Florida. Entre los cerrados estaban seis familiares de gente del gobierno. Había también gente de oposición y tres diputados del partido que usted cita en una de sus columnas”. EL CARDENAL PORRAS. Tiene sus enemigos que, en las redes y el periodismo oficial, denigran del obispo de Mérida. Creí que son sectariamente injustos. Porras, como cualquier humano, tiene defectos. De ahí a insultarlo y odiarlo es una actitud enfermiza. Ese obispo, como Urosa o Parra, merece respeto.  Venezuela tiene que agradecer al Papa esa designación. VICE. Varios candidatos a la Vicepresidencia. Aristóbulo no va. Padrino tiene su padrino. CNE. En pocos días, el CNE convocará a elecciones para los tres diputados de Amazonas. O sea, que no reconoce a los parlamentarios juramentados por la Asamblea Nacional. AL CIERRE. Me aseguran que viene aumento del salario integral del 50%, o sea, a partir de noviembre será de 100 mil. Los economistas creen que todos esos aumentos son una ilusión, porque ya la inflación se estima en el FMI en 500%. El mínimo quedará en 33 mil y los bonos también se duplican. Ya muchas empresas han cerrado y otras están negociando la estabilidad con los trabajadores. El equipo técnico del BCV alertó sobre el dinero orgánico que devalúa el bolívar cada aumento. Eso diluye los aumentos y el trabajador, como diría Capriles, sigue arrecho.






La semana en movimiento



El Papa mandó muy lejos a los duros del gobierno y de Golpe y Porrazo nombró Cardenal al Arzobispo de Mérida.

A los policías del Oeste les salió el tiro por la culata y fueron a parar al Este.

Maduro se fue a Turquía y lo recibieron con alfombra roja y con acuerdos blancos.

La MUD advirtió que el Revocatorio no lo para nadie y lo maduro se pondrá verde.

El ministro de la Defensa tiene su Padrino y lo van a ratificar.

Ramos Allup y Delcy Rodríguez se declararon en guerra después de lenguaje poco diplomático.

Fedecámaras advierte que hasta los empresarios irán a las colas para pagar las deudas.

En Un Nuevo Tiempo hay diputados que actúan como en los tiempos viejos para la extorsión y chantaje y hasta tienen súper gestores desde una casa con guisos y cazador.

Y cuál es el precio del Monto que quiere su dinero Ya.

No es lo mismo nuevos ricos, que la quinta que mueve ricos de la cuarta.

Lo más vistos

Comentarios

Conoce a VENEZUELA