El límite de la pobreza: El chavismo es responsable del hundimiento de Venezuela

Mientras en Venezuela la gente tiene que cruzar a Colombia para encontrar alimentos y en Cuba aumenta la huida en balsas de los más jóvenes, en plena crisis económica el propio gobierno cubano se permite establecer un “límite a la riqueza permitida”, luego de reconocer que el país atraviesa una delicada situación económica.
Mientras tanto, bajo la gestión desastrosa de Nicolás Maduro, Venezuela hace aguas y el suministro de cien mil barriles de crudo diarios (del cual Cuba reexportaba el 40 por ciento) que Chávez acordó se le hiciera llegar a Cuba, ha menguado a consecuencia de la grave crisis que atraviesa el país sudamericano.
Al gobierno de Maduro ya no le basta con el aparato policial importado de Cuba para controlar a una población que aún tiene memoria de tiempos mejores y cuenta con la representación de una oposición que se moviliza contra los atropellos.
Algo similar sucede con Cuba, una nación en quiebra y parasitaria que hasta ahora ha salido a flote gracias a los subsidios: el soviético durante 30 años, el chavista en los últimos 16 años y ahora la esperanza de que la apertura con Estados Unidos, su antiguo archienemigo, traiga a la isla los dólares de un turismo socorrido y los créditos blandos tan pronto se levante el embargo, combinados con las remesas que el exilio cubano provee a sus familiares desde hace casi 60 años.
A pesar de que Venezuela es un país potencialmente rico y con infinitos recursos naturales, el chavismo es responsable del hundimiento de la nación. En cuanto a Cuba, muy pronto el régimen castrista condenó a la población a la miseria copiando el modelo estatista de la ex Unión Soviética y convirtiéndose en un satélite de ésta.
Por eso resulta escandaloso que en sus asambleas pretendan frenar los sueños de quienes aspiran a vivir mejor. Lo que estos señores deben preguntarse es cuál es el límite de la pobreza. En Cuba y Venezuela parece ser infinita.

Comentarios

Conoce a VENEZUELA