Los 9.507 pasos del diputado Miguel Pizarro; por Laura Solórzano

PizarroxLara-6046
Miguel Pizarro retratado por Daniel Lara para el trabajo especial de #Prodavinci5E // 2016© [05/01/2016]

1

El diputado Miguel Pizarro maneja sus propias redes sociales, pero la estrategia la hace con su equipo. La jornada de trabajo del lunes 4 de enero terminó a las 00:25 am del martes 5 de enero, cuando su WhatsApp registra los últimos mensajes enviados al equipo de comunicaciones. Repasa cuidadosamente el minuto a minuto. Plan A. Plan B. Plan C. Revisa los escenarios y cada una de las fallas que puede haber al día siguiente en la instalación de la nueva Asamblea Nacional.
Pizarro y el diputado Stalin González son los responsables de la comisión de enlace entre la vieja Asamblea Nacional y la nueva. Están encargados de esto desde hace dos semanas. Estuvieron asistiendo a reuniones de horas con distintos actores: equipo administrativo, partidos políticos, Guardia Nacional, equipos de seguridad.
A las once de la noche del lunes, antes de salir del Palacio Federal Legislativo, le informó a los representantes de los partidos cómo eran los accesos al edificio. Terminó de coordinar con el equipo administrativo y ayudó a los encargados de ordenar el acceso y las condiciones para los medios de comunicación. Julio Borges El hombre que hace la tarea 320Al salir se paró en una arepera para comprar una pechuga de pollo. Y cuenta que al llegar a su casa se la comió sentado en el sofá donde se quedó dormido.
A las cuatro de la manaña se despertó, se bañó y, mientras se vestía, buscó en YouTube un tutorial para hacerse el nudo de la corbata. No lo logró.

2

Stalin González y Miguel Pizarro son amigos desde la infancia. Los padres de ambos militaban en la izquierda. Estudiaron en la Universidad Central de Venezuela y formaron parte del movimiento estudiantil. Llegaron juntos a la Asamblea Nacional hace cinco años. En su primera elección, el diputado Miguel Pizarro obtuvo 44.056 votos. Era suplente. Ésta fue su primera elección como principal por Petare. Ganó con 144.727 votos.
No desayunaron. No tomaron café. No tomaron agua. Entran al edificio de la Asamblea Nacional y les informan que cambió la mitad de la guardia de seguridad. Todo el trabajo que hicieron la noche anterior y que los obligó a salir tarde debe comenzar desde cero.
20160105203155
Miguel Pizarro retratado por Laura Solórzano para el trabajo especial de #Prodavinci5E // 2016© [05/01/2016]
Globovisión quería transmitir desde el hemiciclo, pero para evitar problemas con otros medios se instalaron afuera. El día anterior la coordinadora de prensa de la Asamblea Nacional saliente no le permitió instalar microondas a ningún medio. Ya son las seis y media de la mañana y comienzan a llegar otros medios de comunicación.
Pizarro no se ríe. No hace chistes. Camina de un lado al otro hablando por teléfono. Habla. Tranca. Atiende de nuevo.
Vuelve a entrar al Palacio Legislativo a las 8:34 de la mañana. Y entonces desaparece.

3

La primera vez que Manuela Bolívar dejó a Rodrigo. 320Hace tres horas, en el estacionamiento de la Asamblea, Miguel Pizarro y Stalin González volvían a encontrarse. Lo mira con el cuello todavía desabotonado y Pizarro le explica que había seguido el consejo de alguien de su equipo: “Busca un tutorial en YouTube. No debe ser complicado”. Han pasado por esta misma escena en varios viajes que han tenido que hacer como diputados. González abrió la puerta de la camioneta y agarró la corbata. Como un hermano mayor, lo ayuda a hacer el nudo. Ya saliendo, se cruzan con el jefe del estacionamiento quien, luego de saludarlos, termina de arreglarle la corbata al diputado en un gesto paternal y los despide. Les desea éxito a ambos mientras va a cumplir con sus tareas del día.

4

Medios nacionales e internacionales están a la espera. Se acumulan en la misma entrada que está destinada para los trabajadores de la Asamblea Nacional y los diputados que van a juramentarse. Un bullicio cercano distrae a quienes ya llevan horas esperando.
El diputado Miguel Pizarro reaparece. Viene con los diputados de Primero Justicia. Fue a buscarlos hasta la Av. Bolívar porque el autobús que los trajo no logró pasar el piquete de la Guardia Nacional. Pizarro fue junto al Jefe de Seguridad y el Jefe del CORE. Fueron y vinieron caminando.
Era momento de comenzar el proceso de verificación de los diputados para que pudiesen entrar al hemiciclo. Antes de volver a entrar, Pizarro se aseguró de que el proceso se agilizara y entraran todos los diputados sin ningún altercado más.
20160105201748
Miguel Pizarro retratado por Laura Solórzano para el trabajo especial de #Prodavinci5E // 2016© [05/01/2016]
Pizarro todavía no se ríe. No hace ningún chiste. No habla con nadie de su equipo, más allá de algunos mensajes de texto. Todavía falta por llegar el resto de los diputados.
José Guerra y la paciencia 320Mientras tanto, los periodistas que siguen afuera están sedientos, acalorados y ansiosos. Comienzan a presionar para entrar. Empujan a los Guardias Nacionales. Intentan quitar la baranda, saltarla. Se suman más efectivos al piquete. Hay más gritos. Más empujones. Amenazan con no dejarlos entrar y Pizarro sale a hablar con alguien de seguridad. Minutos después le piden a los periodistas que cambien de puerta y los medios de comunicación.
20160105195538
Fotografía tomada por Laura Solórzano para el trabajo especial de #Prodavinci5E // 2016© [05/01/2016]
Después de varios años, vuelven a entrar los medios de comunicación al Palacio Legislativo. Sin embargo, no podrán hacerlo desde la Sala de Prensa. El estado actual del espacio que fue destinado durante un tiempo a alojar a los periodistas que cubrían la fuente hoy no tiene las condiciones mínimas para alojar a los reporteros. “Cortaron cables y se llevaron algunos equipos”, dijo uno de los trabajadores del área de Prensa del Palacio Legislativo.

5

En medio del agite atiende una llamada ajena al trabajo. “Es mi vieja”, dice. La mamá de Miguel Pizarro trabajó con la fracción de izquierda en la Asamblea Nacional en la década de los ochenta. No era una llamada para echarle la bendición: le dijo que tres personas que habían trabajado con ella en la Secretaría del Senado estaban en el Palacio esperándolos para abrir a la oficina y guiarlos en lo que hiciera falta. La escucha. Y luego de recibir el mensaje. Miguel hace silencio. Eso que escucha lo hace tragar grueso. Y entonces el diputado Pizarro sonríe y le hace un chiste a su vieja. termina con la llamada: ya es hora de entrar al Palacio Federal Legislativo. Comienza la sesión.
© [05/01/2016]
Miguel Pizarro retratado por Daniel Lara para el trabajo especial de #Prodavinci5E // 2016© [05/01/2016]

6

Al darse por culminada la sesión de instalación de la nueva Asamblea Nacional, el reloj del diputado Miguel Pizarro confiesa que el martes 5 de enero de 2016 ha caminado 9.507 pasos, un poco menos de 9 kilómetros. Son las tres de la tarde y apenas están saliendo del hemiciclo paratomarse la foto oficial. “La sesión no termina a las tres: a mí ahora me toca hacer otro par de llamadas porque hay dos personas detenidas. Se equivocaron de ruta y se pelearon con unos guardias. Tenemos que ir a ayudarlos”. Agarra el teléfono de nuevo, se aleja un poco y empieza a hablar mientras camina dando vueltas en el jardín del Palacio Legislativo. El lugar ya está casi vacío. Todavía no han comido, pero el nudo de la corbata del diputado Miguel Pizarro sigue intacto.

Comentarios

Conoce a VENEZUELA